Aprender la escala pentatónica

Esta es la escala más importante a la hora de tocar la guitarra que de momento vamos a estudiar. El modo pentatónico es distinto al modo mayor y al menor, que, aunque son fundamentales para comprender los acordes, no usaremos tanto al principio como tal.

Como ves, hay varias formas de ejecutarla, y reciben el nombre de “digitaciones”. Y aunque de momento sólo nos fijaremos en la primera, esta hoja nos servirá también para más adelante. Las digitaciones nos valen para tocar las mismas cinco notas del modo pentatónico a lo largo y ancho de todo el mástil. Sí, cuenta el número de puntos, sorprendentemente son las mismas cinco notas tocadas en octavas diferentes o ubicaciones distintas.

La mayoría de los solos que puedes escuchar tanto en el pop como en el rock, también punk, folk y un largo etcétera, están estructurados en base al modo pentatónico. En la música contemporánea es fundamental.

A la hora de practicarla puedes empezar haciendo la primera digitación de abajo a arriba (de más grave a más agudo, empezando en la sexta cuerda y subiendo) nota por nota. Más tarde tenemos multitud de ejercicios que nos ayudan a ganar agilidad (que como en los acordes, es fundamental). Por ejemplo, el uso de los tresillos, es decir: tocaremos notas de tres en tres, desde el inicio de la sexta cuerda haremos la nota uno de la escala, luego la dos, y después la tres; tras esto repetiremos el proceso, pero empezando desde la que antes llamamos nota dos, así que esta vez haremos la nota dos, la tres y a cuatro; después la tres, la cuatro y la cinco; así sucesivamente. Podremos ejecutar el ejercicio tanto ascendente como descendentemente.

Es muy importante también el correcto manejo de la púa en los punteos en general, y en el modo pentatónico en particular. Sobre este aspecto toda la teoría que encontramos es reciente, un conocimiento muy inmaduro, por lo que cada guitarrista al final tiene su propio punto de vista. Personalmente, como muchos otros, suelo enseñar que el objetivo del dominio de la púa es: adoptar una posición cómoda entre los dedos con ella que nos permita tocar de la forma más eficiente posible, reduciendo el esfuerzo necesario, y causando el menor perjuicio a las partes de nuestro cuerpo que intervienen en la ejecución. Por tanto, las posturas que nos indican donde tenemos que poner el índice, el pulgar, la colocación de la muñeca… serán en mi opinión, inútiles. La forma óptima para coger la púa vendrá dada por la comodidad, y por lo que nos permita tocar lo mejor posible.

Dentro de este punto cabe destacar también la importancia de ejecutar movimientos con la púa arriba y abajo de la cuerda. Es decir, que podamos alternar entre tocar la cuerda de arriba hacia abajo y viceversa. Esto es fundamental al hablar de la posibilidad de adquirir algo de velocidad. Por hacernos una idea, tocando únicamente en un sentido, alcanzaremos menos de la mitad de la velocidad a la que podríamos llegar haciendo el movimiento en ambos sentidos. Esto es fundamental, y como todo en la guitarra, requiere práctica.

Notas personales:la pentatónica es el inicio más básico para cualquier guitarrista que aspira a puntear, y a no quedarse únicamente en el manejo del acorde. Es importantísimo desde el principio no coger malos hábitos, ni con la púa ni con la ejecución. Suelo decir como ejemplo (de lo que no se debe hacer) que hace años, cuando la mitad de mi tiempo de práctica era subir y bajar la pentatónica, cogí la costumbre de ejecutar movimientos de arriba abajo únicamente con la púa. Esto constituyó un retraso en mi velocidad y un quebradero de cabeza muy serio para corregirlo. Por ello trato de ser casi maniático a la hora de enseñarlo.